Videos

Loading...

lunes, 12 de marzo de 2012

Sistema Operativo 4.0 Ice Cream Sandwich

Aunque hace ya varios meses que Android 4.0 Ice Cream Sandwich se estrenó como la actualización más ambiciosa del sistema operativo de Google, algo menos del dos por ciento de dispositivos usan hoy en día esta esta versión 

Android 4.0 fue concebido tras la contratación por parte de Google de Matías Duarte, el padre de la aclamada interfaz de webOS. La primera herencia que nos deja este hecho es una nueva tipografía, que está diseñada específicamente para Android.

Esta nueva fuente de caracteres, conocida como Roboto, está enfocada a las pequeñas pantallas de los dispositivos, y optimizada para facilitar la lectura de textos en pantallas de alta definición.
A pesar de toda la polémica suscitada a su alrededor, lo cierto es que la mejora ha sido muy grande, basta ver la pantalla de bloqueo o el launcher de cualquier dispositivo Ice Cream Sandwich para darse cuenta de que la nueva tipografía, aún con letras a tamaño grande, es mucho más agradable a la vista.

 La nueva interfaz de Android Ice Cream Sandwich nos introduce de lleno en un sistema operativo más maduro, mucho más refinado y cuidado, con mejores animaciones y una fluidez bastante asombrosa.
 Empezando por la nueva pantalla de desbloqueo, vemos que ahora el diseño es mucho más limpio, con un candado central en la parte inferior, que nos permitirá a parte del citado desbloqueo, más opciones como abrir directamente la cámara. Además, ahora se podrá también añadir un mensaje personal o desplegar la barra de notificaciones sin necesidad de desbloquear.

 En cuanto al escritorio, vemos que mantiene el desplazamiento horizontal típico de Android por cinco ventanas totalmente personalizables, que podremos llenar con infinidad de widgets de Google Play o de los que trae preinstalados el dispositivo.

Más mejoras que se habían convertido en esenciales son también la captura de pantalla nativa, que ahora tendremos disponible pulsando el botón de bloqueo y el de bajar volumen, combinación que nos dejará una captura de la pantalla actual en una carpeta específica de la memoria interna.

También vemos mejoras en las funciones de teléfono, como que al recibir llamadas tendremos más opciones posibles a parte de colgar y descolgar, pudiendo rechazar la llamada con un mensaje de texto directamente.

Se ha mejorado así mismo la propia aplicación del teléfono, muchísimo más cuidada gráficamente e integrando los registros de llamadas y contactos, éstos últimos que veremos encabezados por fotos de los favoritos, seguidos de los números más llamados y por último de la lista completa de contactos.

Los ajustes ahora tienen un aspecto más agradable, y nos ofrecen una nueva ordenación de los submenús, con la posibilidad de activar o desactivar funciones directamente, como el WiFi o el Bluetooth, sin necesidad de entrar en ningún de estos submenús.

Además, se incluyen nuevas funciones muy demandadas, como una mejora en el sistema de estadísticas de la batería, que se ha extendido a un completo menú de seguimiento del consumo de datos.

 Ahora tendremos un botón exclusivamente dedicado a la multitarea, y al pulsarlo veremos un listado con previsualización de todas las aplicaciones que permanecen abiertas.

 Para finalizar, destacaremos el cacareado “face unlock”, que lejos de ser lo más útil y seguro del mercado, constituye una ampliación y una mejora en los ajustes de seguridad necesarios que podremos configurar para desbloquear el dispositivo. Utilizarlo es sencillo, pues el sistema guardará imagen de nuestro rostro para compararla utilizando la cámara frontal cuando queramos desbloquear el dispositivo.



Samsung Galaxy S III


El fabricante sur-coreano esta ansioso en lanzar el sucesor del galaxy II, el Samsung Galaxy III, y todo indica que será el mes de abril en que lo hará. Esta nueva bestia de Samsung realmente dará origen a una nueva generación de súper smartphones Android debido a sus increíbles especificaciones técnicas.

 Tendrá un procesador quad-core de 2.0 GHZ fabricado por la propia Samsung, 1.5 GB de memoria RAM, pantalla de 4,6 pulgadas y 32 GB de almacenamiento interno con soporte para tarjetas microSD.

 La pantalla a utilizar sería una nueva Super AMOLED III, especialmente desarrollada para este smartphone, con una resolución de 1280  x 720 píxeles y una densidad de 352 ppi, por lo que podríamos estar ante la mejor pantalla vista en un dispositivo móvil hasta el momento. En cuanto al diseño estaríamos hablando de un smartphone con carcaza metálica y 9 mm de espesor, batería de 2250 mAh ( al parecer Samsung ya entendió lo importante que es contar con una mejor batería en sus móviles), cámara de 10 megapíxeles con soporte de grabación de vídeos en Full HD 1080p a 60fps.